Llegamos al Hotel Rafael en Alcalá de Henares sobre las 16.00h.

 

A pesar del calor que hacia, las ganas que llevábamos de guardar aquella historia para siempre podían al tiempo infernal que hacia en la calle.

 

En la primera reunión que tuvimos con ellos vimos que eran una pareja joven y proyectaban un amor el uno hacia el otro muy fuerte. Para ellos era muy importante el paso que iban a dar.

 

Empezamos con el novio y no defraudo… un chico con una sonrisa contagiosa y nada nervioso, estuvo genial el rato que estuvimos con él y los suyos.

 

A continuación la novia nos esperaba en la habitación con los suyos. Nada mas entrar, ya se respiraba un clima de humor y pocos nervios. Después de que la maquillaran y peinaran, llego el momento de vestirse y de desvelar la sorpresa de la tarde… el vestido se lo había realizado entero su madre

 

Cuando acabaron los preparativos, bajamos a la terraza del hotel donde iba a celebrarse la ceremonia. Una ceremonia, bastante emotiva y con muchísima gente joven, donde seguidamente dio paso a un coctel para los invitados mientras nosotros “secuestrábamos” a la pareja para realizar una sesión de fotos a las afueras de la ciudad. 

 

Después de la magnifica sesión que hicimos con ellos en una ubicación muy campestre, volvimos al hotel donde les esperaban los invitados para comenzar a cenar. Después de la cena dio paso a una fantástica fiesta donde los ritmos latinos fueron los reyes de la noche.

× ¡Hola! En qué podemos ayudarte